domingo, 8 de junio de 2008

EL DOMADOR

De i. a d.: Jaime Álvarez Buiza, Juan José Poblador, Santiago Castelo y Jesús
Delgado Valhondo.

Vine de estar unos días en Conil de la Frontera. Me invitó a su casa y me acogió en ella Juan José Poblador. Maestro jubilado, teatrero de pro, escritor, articulista, marido de Loli, recalcitrante ibarrófilo, degustador de vinos, cocinero excelente, impertinente imprevisto, amigo de sus amigos, cachondo, socarrón, contador de historias y tertuliano amenísimo. En fin, un portento de criatura. Este conileño de Valencia de Alcántara, al que conocí hace bastantes años en el I Congreso de Escritores Extremeños, me ha descubierto, recién, un nuevo renglón que añadir a su currículo: el tío es domador de galápagos. Tiene uno en su casa, al que llama Cometa, que le obedece como un perrito faldero. Anda el bicho sesteando debajo de una silla del patio, o sumergido en su barreño con agua, y al oír la voz de Juan José y el chasquido de sus dedos, sale de su letargo o de su modorra y corre, sí, corre hacia él, con el pescuezo erecto como un cipote, a comer de su mano. Pan, recortes de filete, incluso, ¡fuera miseria!, algún taquito de jamón extremeño. Después, a golpe de manguera, ejecuta unos pasos de baile mezcla de sevillana y candil, y se va por donde ha venido a seguir filosofando.

Él, que amontona en sus ojos todos los significados de la palabra amistad, que ha domado los envites de la vida con una mano izquierda optimista y esperanzada, ahora más calmado, o sea, de huracán a torbellino, amaestra galápagos.

Y, al atardecer, se encamina al Bar Los Hermanitos, célula de agitación socio-político-cultural de Conil, a tomarse una cerveza fría y con mucha espuma. Cruzcampo por supuesto, militar. Yo, desde aquí, le grito en voz baja: ¡Salud, amigo!

1 comentario:

Muli dijo...

Yo sé de alguno más que domesicó a un galápago y tambien a un erizo que se llamaba Mariana,en este caso eriza.