viernes, 26 de junio de 2009

PALÍNDROMOS

3.

No es la infancia, es su ausencia
quien viene y se pregunta por aquellos que fueron.
Dulce puñal que atraviesa
la tarde. Canas de una tristeza que ya es otra,
temblorosa canción,
constancia de unas manos
que aún socorren en el momento absurdo
en el que el sueño es sólo despertar.

A quién pido perdón por el niño que he sido
y sigue estando
cuando la tarde es sol de otras mañanas.
A quién agradezco estar en nada que ya exista
para volver
mientras descorro, ilusionado, ese velo que despierta al silencio
del silencio,
trémula inundación de este vacío pletórico de ayer.
Se difumina el tiempo. Se confunde.
No sabe ya si ha sido o si será
de nuevo.

Obstinada, la noche se anticipa
y deja sin respiro a la luz que aún hubiera,
oscuridad de intentos por mis ojos,
luz sumisa que enjuga desconcertadas lágrimas,
nostalgia.

6 comentarios:

Juan dijo...

Precioso el tercer Palíndromos.Mucho,mucho me ha gustado.Me emocionan tus poemas.
Un abrazo,amigo poeta.

carica dijo...

Sublime Jaime.Es tan bello cómo lo dices que casi no importa lo que dices...Gracias por tu generosidad.
Me gustaría que algún día pusieras un pie de foto a una foto realizada por mí..aunque no creo disponer de alguna que merezca siquiera un pie de foto dedicado por tí.
Un saludo.

Muli dijo...

¡Ay,Jaime qué bonito!
Cuando escribes así,te quiero todavía más.
Besos.

Jaime Álvarez Buiza dijo...

Puedes hacer lo que quieras, Carica. Mandarme alguna fotografía y trataré de ponerle el pie, o utilizar algún verso que te cuadre.
Un abrazo.

carica dijo...

Jaime,te tomo la palabra.Puedes ojear las fotos en mi blog o en flickr,y si alguna te sugiere o motiva a darle un pie se lo das.No hay compromiso,sólo si te sugiere algo.
Como no tienes dirección de correo visible no te he podido dejar este mensaje de otra forma que como comentario.
Yo tengo dirección de correo disponible en el perfil del blog.
Un abrazo.

Miguel dijo...

Tan bueno como los anteriores.