jueves, 16 de abril de 2009

CONSECUENCIAS

- Hora es de que volviera a este lugar que, a veces, no siento como mío. No por ti, si es que estás. Ni siquiera por mí. Tal vez por volver. Al fin y al cabo la vida es, también, un ir volviendo.

- No sé si merece la pena vivir dejando sangre entre palabras, desgranar alegrías, intentar que haya alguien que, de pronto, descubra lo que tú nunca sabes.

- Anda la tarde triste. Quizás no sepa acompañarla y, entonces, la tristeza sea yo. Creo que todas las tardes son una eterna, repetida ausencia que busca compañía.

- Me aburro. Hay ocasiones en que la vida no es más que un sonsonete circular. Enciendo, pues, un cigarro. Sin prisas, oficio la rutina de la muerte.

- Y, sin embargo, el hábito de andar facilita las cosas. Mientras, el vuelo de una mosca me acompaña: para mí es suficiente. No sé si soledad, tal vez sólo la tarde.

- A pesar de mí, hay alguien que me espera. Salgo corriendo para sentir sus labios en los míos. Nada más importante que lo físico en momentos de tedio.

8 comentarios:

Juan dijo...

Me han gustado mucho tus "CONSECUENCIAS".
Leo desde el principio lo que escribes en el blog.Pocas veces he puesto comentario,pero me gusta mucho todo lo que esribes,sobre todo cuando son cosas poéticas,tiernas y que rezuman mucha melancolía o tristeza.
Cuando das caña a algo o a alguien,se ve que no te casas con nadie y creo que eres justo en tus críticas.
Un saludo.

miguel dijo...

De acuerdo con "Juan dijo..."
Tambien me gusta CONSECUENCIAS, y en general cuanto escribes, prosa o verso.
Pero sin entrar en si eres o no justo en tus ácidas críticas, preferiría no te dedicaras a meterte con nadie: es malgastar tu musa.
Adelante, poeta, en tu poesía.

carica dijo...

Hola!.Impresionanteeee!.No me digas que esta joya la has publicado por el comentario que hice a tu anterior entrada....
Me encanta estee poema prosificado.
Me estoy enganchando....
Un saludo.

Jaime Álvarez Buiza dijo...

Pues sí, Carica, por tu comentario y también por los de Juan y Miguel.
A ver lo que dura la racha,que no me fío un pelo de mí.
Muchas gracias y un abrazo.

Muli dijo...

Me ha gustado mucho tus "consecuencias".
A mí tambien me gustan más estas cosas que escribes tan bonitas y tan poéticas.Pero no creo que cuando das caña desperdicies tu musa como dice Miguel.Quevedo fué un gran poeta y dió caña a diestro y siniestro.
Un abrazo.

carica dijo...

Gracias por tu deferencia y ahí va el engendro de un inconsciente como agradecimiento :

"Ciega mis ojos
la luz desprendida por tus ojos,
cuando pasas...

Me embriaga el suave perfume
que destilas,
cuando pasas...

Deseo tocar la armonía de tu cuerpo,
cuando pasas...

Quisiera atrapar tu sonrisa
para siempre,
cuando pasas..."

Lo mío es la fotografía, pero me he tirao al ruedo,para dar mi homenaje a uno de los Grandes poetas vivos extremeños.
Un saludo Jaime.

Jaime Álvarez Buiza dijo...

Es un buen poema. O sea, Carica, que sigue toreando.

Fernando dijo...

Me encanta tu sensibilidad cuando te pones triste y le añades un poco de poesía.Bien Jaime, me encanta que no cortes cabezas porque sí.Deberías cortar más seguramente por la cantidad infinita de bodrios que tenemos que leer.Un abrazo de tu lejanísimo y viejísimo Fernando.