jueves, 13 de noviembre de 2008

APUNTES DEL NATURAL

- Rompiendo cristales. 30 años de vida política. Ibarra memoriza selectivamente. ¡Cuánto tiempo le costará, a la libertad de esta tierra, espabilar el sopor modorro de tan larga y tenebrosa noche de los cristales rotos!

- La segunda entrega de la revista Alborayque, editada por la Consejería de Cultura (¿?), está dedicada a la creación literaria en Extremadura durante los últimos 25 años. El apartado de poesía lo suscribe un tal Serafín Portillo, flamante Director del Plan de Fomento de la Lectura. Me dicen que no existo para el ínclito investigador placentino. Mejor, que hay citas que ensucian. No obstante, remito a este emergente sectario de corral a la entrada PARA TODOS ELLOS, publicada en este blog el pasado mes de octubre.

- Da grima ver las fotografías del hemiciclo del Congreso de los Diputados, prácticamente vacío un día sí y el siguiente también. Estos padrastros de la patria no dan ni puñetero golpe. Nuestros impuestos, para criar a esta casta de camastrones holgazanes. Vaya una clase política que padecemos, qué sentido de la responsabilidad, vaya, qué caterva de sinvergüenzas. ¿No hay manera de echarlos a la puta calle y que corra la vez?

- Según un estudio del Fondo Económico Mundial, España retrocede este año en el índice mundial de igualdad de la mujer al puesto 17, por detrás de Filipinas, Letonia, Sri Lanka y Lesotho. ¡Agárrame esa mosca por el rabo! Será que la ministra de igual da Bibiana Aído a por uvas.

- Y a todo esto, el bicho De Juana, chuleándonos.

2 comentarios:

Luis M.R. dijo...

Pues ese Serafín, además de sectario es un analfabeto. ¿Qué lecturas fomentará? Pues la de sus amigüitos, incluido Álvaro Valverde, al que piropea de forma babosa en esa revista.

Muli dijo...

De pena todo lo que comentas en tu "apuntes del natural".
Pero así están las cosas.
Para el Serafín no existes y a la Bibiana lo único que le interesa es qu La Real Academia admita el palabro "miembra".
Los políticos haciéndo el vago y el Juana en Irlanada del Norte.
Como he dicho al principio, todo de pena.